Ir Abajo

Manometría del Recto

PREPARACIÓN

Para limpiar el recto completamente son suficientes dos enemas de limpieza, uno la noche anterior y el otro, dos horas antes de la prueba.
  1. La noche anterior a la realización de la prueba, deberá ponerse el primer enema TRAVAD® Solución Rectal, bolsa plástica PVC por 1000 ml.
  2. El día de la exploración, se pondrá el segundo enema TRAVAD® Solución Rectal, bolsa plástica PVC por 1000 ml.
¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

Es la exploración de elección para evaluar la función ano rectal, sobre todo en casos de estreñimiento, incontinencia o dolor anal de origen desconocido.

Consiste en la medición de presiones dentro del ano y recto, tanto en reposo como durante la continencia o defecación. Además, nos permite evaluar otros parámetros como la sensibilidad y distensibilidad rectal, reflejos recto anales, capacidad expulsiva, etc.

¿CÓMO SE REALIZA? ¿CUÁNTO DURA?

Con el paciente se acuesta de lado en una camilla, se coloca una pequeña sonda de plástico flexible de unos 3 a 4 mm de diámetro, con un balón de látex desinflado en la punta. Esta se coloca unos 10 cms por vía rectal, impregnada con un poco de gel y en algunos casos con un poco de lubricante anestésico.

La prueba dura unos 30 a 40 minutos, según los casos. Durante esta se miden distintos parámetros. Tras acabar el estudio, el médico suele realizar un tacto rectal, que completará la información de la manometría (el tacto nunca se realiza antes, porque puede alterar los valores del complejo esfínter anal).

¿ES DOLOROSA? ¿QUÉ RIESGOS TIENE?

Esta exploración no es dolorosa, tan solo puede notarse un poco de tenesmo en algún momento del estudio (ganas de defecar), pero este suele ser transitorio y poco intenso.

Esta exploración carece de riesgos relevantes, siendo el sangrado anal y la perforación rectal complicaciones excepcionales.

Después del examen puede realizar sus actividades normales del día a día.
Visítanos o llámanos para mayor información 3015185113
3165220917