blog4

Esófago de Barrett? No se asuste!

Este blog tiene como fin dar unos conceptos claros a los pacientes de la defnición, diagnóstico, pronóstico y evolución del Esófago de Barrett basado en la literatura mêdica a la fecha. Por lo tanto estos conceptos pueden cambiar con nuevos hallazgos de estudios clínicos y observaciones médicas. Consulte a su médico Gastroenterólogo si surgen preguntas y dudas de los conceptos. No se adjuntan conceptos en el tratamiento ya que estos deben ser determinados por su médico gastroenterólogo.

El Esófago de Barrett es la presencia en el esófago de un recubrimiento interno que no le corresponde. Normalmente la pared interna del esófago está formada por un tejido llamado escamoso(del esofago). La pared interna del estómago está formada por tejido mucho más resistente al ácido gástrico(epitelial) que el del esófago. Cuando un tejido de un órgano digestivo se sitúa en una localizacion no habitual, se denomina metaplasia intestinal. Cuando el contenido gástrico pasa anormalmente al esófago (fallo en el mecanismo antirreflujo entre esófago y estómago), se producen síntomas molestos o complicaciones, esta es la llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico, que la padecen alrededor del 15-20% de la población general.

Cuando hay reflujo gastroesofágico importante y de larga evolución, se producen llagas o ulceraciones en el tjido esofágico que con el paso del tiempo y como consecuencia del contacto ácido en el esófago, este se “defiende”, recubriéndolas con tejido más resistente de tipo gástrico, que es mas resistente al ácido.

Cuando este tejido gástrico se sitúa anormalmente en el esófago como mecanismo de defensa contra la injuria del ácido se denomina: metaplasia intestinal, que es el llamado Esófago de Barrett.

En el 1% de la población general se comprueba la presencia de Esófago de Barrett y en el 10% de la población con síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico.

¿Qué importancia tiene el esófago de Barrett?

La sospecha diagnóstica se hace por endoscopia y confirmación mediante el estudio histológico con microscopio de las biopsias obtenidas en el trascurso de la endoscopia.

El principal interés que tiene el esófago de Barrett viene derivado por la posibilidad de producir cambios de displasia (alteraciones en la estructura y células de la metaplasia intestinal) que puede llegar a provocar cancer.

a) En el esófago de Barrett con metaplasia intestinal sin displasia la posibilidad de aparecer cáncer es baja (0,1 – 0,2% por año, 1-2 pacientes de cada 1.000). Realizar endoscopia de control cada 3 años después del diagnóstico.

b) Cuando hay metaplasia intestinal con displasia de bajo grado la posibilidad es todavía baja (0,5 – 1% por año, 5-10 pacientes de cada 1.000). Endoscopia anual después del diagnóstico.

c) Solo en la displasia de alto grado la aparición de cáncer es muy preocupante (4% por año, un paciente de cada 25). Endoscopia mínimo a los tres meses y revision de la muestra de los tejidos por 2 patólogos expertos.

No se asuste: La mayoría de los pacientes con Esófago de Barrett tienen metaplasia intestinal sin Displasia.

Author Info

Alejandro Orozco

 
Translate »